Lun. May 27th, 2024

Publicidad

Luca Doncic.

EL NUEVO DIARIO, DALLAS.- Los Dallas Mavericks de Luka Doncic y Kyrie Irving doblegaron este viernes por 114-101 a Clippers y eliminaron a los angelinos por 4-2 en la primera ronda del Oeste.

Los Mavericks, quintos en esa conferencia, se verán ahora las caras con los jóvenes y sorprendentes Oklahoma City Thunder, que terminaron primeros en el Oeste con Shai Gilgeous-Alexander al volante.

Además, Doncic y Dallas se quitaron de encima una pequeña maldición que tenían con los Clippers, que les mandaron a casa las dos últimas veces que se cruzaron en el ‘playoff’ (2020 y 2021).

Especialmente dolorosa fue el de 2021 cuando los Mavericks desperdiciaron un 3-2 en casa y perdieron el séptimo encuentro en Los Ángeles.

Mientras los texanos, que han llegado al tramo decisivo en un excelente momento (16 triunfos en 18 partidos hasta que certificaron el quinto puesto), piden paso en el Oeste, los Clippers acumularon un fracaso más para un proyecto multimillonario que volvió a quedarse lejísimos de las expectativas.

Con Kawhi Leonard (ausente por lesión en cuatro partidos ante Dallas), James Harden, Paul George y Russell Westbrook como puntales de una plantilla lujosa y a priori muy potente, los Clippers extendieron su penoso récord de no haber alcanzado jamás las Finales de la NBA en más de medio siglo de andadura.

Desde que Leonard y George desembarcaron en 2019, los Clippers solo han conseguido llegar a la final del Oeste (2021), el mayor éxito en la historia de la franquicia pero insuficiente para el magnate Steve Ballmer que, como dueño del equipo, inaugurará la próxima temporada el nuevo estadio con muchas dudas en el plano deportivo.

Sus verdugos esta noche fueron Doncic (28 puntos con 9 de 26 en tiros y 1 de 10 en triples, 7 rebotes y 13 asistencias) y, sobre todo, un Irving que tras meter solo 2 puntos en la primera mitad entró en trance en la reanudación y acabó con 30 puntos (11 de 19 en tiros, 5 de 9 en triples), 6 rebotes y 4 asistencias.

La defensa local castigó a los Clippers, que tuvieron a Norman Powell como máximo anotador con 20 puntos. George (18 puntos, 11 rebotes y 5 asistencias) y Harden (16 puntos, 7 rebotes y 13 asistencias) no pudieron rescatar a su equipo.

Dallas acelera

Situaciones desesperadas requieren medidas desesperadas y Tyronn Lue sorprendió colocando en su quinteto a un P.J. Tucker con un rol insignificante este año en los Clippers.

Esa ocurrencia no tuvo efecto en un primer cuarto en el que Doncic, aunque no estuviera especialmente fino en el tiro, sí dejó mejores sensaciones en cuanto a su estado físico y sumó 14 puntos.

Junto al esloveno y una férrea defensa, los Mavericks controlaron el primer acto sin problemas (34-26).

Parecía que Dallas jugaba a una velocidad más que unos Clippers desfondados y sin chispa. Pero tras tener un +13 (46-33 a falta de 6-11), los de Doncic desaparecieron.

Fallos en el tiro, pérdidas de balón, un ritmo cansino… Los Mavericks pusieron todo de su parte para que los Clippers se reengancharan y los angelinos agradecieron el regalo con un parcial de 6-19 para irse al descanso con empate (52-52).

Con las defensas marcando terreno, Doncic (18 puntos con 5 de 15 en tiros) y George (14 puntos con 5 de 12) fueron los más productivos de la primera mitad.

Antes del tercer cuarto, Jason Kidd dijo a ESPN que los Mavericks tenían que acelerar el ‘tempo’ y sus jugadores tomaron nota: un parcial de 8-0 reforzó la idea de que Dallas era más peligroso cuanto más corría.

La energía era radicalmente opuesta a la desidia del segundo cuarto. Un buen ejemplo fue un explosivo mate de Daniel Gafford con adicional sobre Ivica Zubac.

Pero la imprescindible figura de ese decisivo tercer periodo fue Irving, exquisito con 13 puntos para un 35-20 de los Mavericks que les dejó con pie y medio en las semifinales del Oeste (87-72).

Incapaces de seguir ese ritmo, los Clippers bajaron la cabeza. El primer aviso letal fue un +20 con menos de diez minutos por jugarse, pero la guinda la puso un triplazo con adicional de Irving para descorchar la fiesta en Dallas. EFE

 

Fuente

Facebook Comments Box