Vie. Feb 23rd, 2024

EL NUEVO DIARIO, MINNESOTA.- Los Timberwolves de Minnesota marchan a ritmo de lograr la mejor temporada de su historia en la NBA, un éxito en el que el estelar dominicano Karl Towns ha sacrificado su espacio para lograr alcanzar.

Antes de la jornada de ayer, los Wolves (30-11) lideraban la Conferencia del Oeste, con el segundo mejor registro de victorias y derrotas de la NBA.

Sobre este resultado el dirigente Chris Finch ha llamado a Towns «la clave» del éxito de esta temporada, incluso cuando a veces parece la tercera rueda, según un reporte de la NBA.com.

Hace unos años, una encuesta de gerentes eligió a Towns como el jugador en torno al cual más les gustaría construir su franquicia. Con tres apariciones en el Juego de Estrellas, un trofeo de Novato del Año, una corona de la competencia de triples y un contrato máximo de $257 millones firmado antes de la temporada pasada, tenía todo el prestigio y el equipamiento de una superestrella moderna de la NBA.

Los resultados alcanzados hasta el momento han pasado por el convencimiento de Towns sobre el movimiento de Rudy Gobert o de la creciente primacía de Anthony Edwards.

Cuando se le contó sobre el comentario de Finch, Towns dijo “está hablando del sacrificio. He hecho sacrificios en mi juego todos los años. Este es sólo otro año en el que tengo que sacrificar más de mí por el bien del equipo. Espáciate más, intenta que los demás se abran . Defensivamente tengo que encontrar diferentes maneras de ser más consistente que nunca».

El presidente de operaciones de baloncesto de Minnesota, Tim Connelly señaló que Towns “es uno de los compañeros de equipo más atentos que he conocido. El sacrificio es una tarea difícil, y todo el crédito para Karl por hacerlo y hacerlo con una sonrisa en el rostro».

A sus 28 años, Towns promedia 21,6 puntos, acertando el 51,2 % de sus tiros en general y el 43.4 % desde el rango de 3 puntos. La mayor preocupación era si Towns podría mantenerse al día en el otro extremo con delanteros más pequeños y más rápidos.

«Probablemente no haya una posición en la liga que tenga más variedad de tipos de jugadores. Hay cuatro que son una especie de tres. Tienes cuatro físicos como Julius Randle. Tienes un cuatro como Jaylen Brown. Los hay de todas las formas y tamaños. Si podemos sacarlo de enfrentamientos menos que ideales , tratamos de hacerlo. Pero sus números de cambios siempre han sido un poco mejores de lo que piensas. Y cuando todos los demás están vigilando, tú también tienes que vigilar. Eso es una cuestión de presión de grupo», dijo Finch sobre el trabajo defensivo de Towns, 

El impacto de la labor del dominicano, ha situado a los Timberwolves como líderes en eficiencia defensiva en la NBA, al permitir 103.1 puntos por partido, mientras su ofensiva promedia 113.5 puntos por encuentro, para un margen de 10.4 puntos a favor.

» Me encanta ganar. Siempre que se traduzca en ganar, estoy bien con cualquier cosa», afirmó el gigante dominicano.

 



Fuente

Facebook Comments Box