Lun. May 27th, 2024

Publicidad

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu. Fuente externa.

EL NUEVO DIARIO, JERUSALÉN.- El Gabinete de Guerra israelí, encabezado por el primer ministro, Benjamín Netanyahu, acordó este lunes continuar «la operación» en Rafah, sur de Gaza, pero accedió a que una delegación se encuentre con los mediadores para seguir negociando un posible alto el fuego.

«A pesar de que la propuesta de Hamás está lejos de cumplir con los requisitos de Israel, Israel enviará una delegación de mediadores para agotar la posibilidad de alcanzar un acuerdo bajo condiciones aceptables», dijo la Oficina del Primer Ministro en un comunicado.

El mensaje llega después de que el jefe del buró político de Hamás, Ismail Haniyeh, confirmó a los negociadores de Egipto y Catar que el grupo islamista aceptaba una propuesta de alto el fuego en Gaza, horas después de la orden israelí de evacuar el este de Rafah.

Al mismo tiempo que Israel respondía al anuncio de Hamás, el Ejército israelí bombardeaba intensamente la ciudad sureña, donde más de un millón de desplazados acudieron a buscar refugio tras el comienzo de la guerra.

El Ejército israelí dijo esta noche estar bombardeando «objetivos de Hamás» en el este de Rafah, sin dar más detalles, si bien medios palestinos confirmaron que algunos de esos ataques se están produciendo sobre áreas con población civil que esta mañana recibieron una orden castrense de evacuación.

El Ejército «está en estos momentos llevando a cabo ataques selectivos contra objetivos terroristas de Hamás en el este de Rafah, en el sur de la Franja de Gaza», dijeron las Fuerzas Armadas en un comunicado, en el que se anunciaba que en breves habría más detalles.

La agencia oficial de noticias palestina, Wafa, confirmó ataques israelíes en la ciudad de Rafah contra «carreteras, tierras agrícolas, casas residenciales y granjas» en los barrios orientales de Al Salam y Al Jinaina, entre otros, que coinciden con los algunos de los lugares enumerados esta mañana por el Ejército en su orden de evacuación.

A pesar de los fuertes bombardeos, según pudo comprobar EFE sobre el terreno, las tropas y los tanques israelíes de momento permanecen al otro lado de la valla en el sur de Gaza.

En una rueda de prensa en hebreo durante la noche del lunes, el portavoz del Ejército, Daniel Hagari, dijo que las tropas se estaban preparando para una incursión terrestre en Rafah tras dar esta mañana la orden de evacuación.

Hamás advirtió este lunes a las fuerzas israelíes de que cualquier operación militar en Rafah «no será un picnic», y que el brazo armado del grupo, las Brigadas al Qasam, están preparadas para «defender a nuestro pueblo».

Fuente

Facebook Comments Box