Lun. May 27th, 2024

Publicidad

El guardia del Oklahoma City Thunder, Shai Gilgeous-Alexander (L), toma un tiro sobre el guardia de los Dallas Mavericks, Josh Green (R), durante la primera mitad del primer partido de baloncesto de la ronda semifinal de la Conferencia Oeste de la NBA entre los Dallas Mavericks y el Oklahoma City Thunder en Oklahoma.

EL NUEVO DIARIO, OKLAHOMA.- Shai Gilgeous-Alexander se impuso este martes a Luka Doncic en el duelo individual entre aspirantes al MVP y los Oklahoma City Thunder se llevaron el primer duelo de estas semifinales del Oeste ante los Dallas Mavericks por 117-95.

Gilgeous-Alexander rozó el triple-doble con 29 puntos (8 de 19 en tiros), 9 rebotes y 9 asistencias para unos Thunder que fueron de menos a más y que, pese a su juventud, acabaron exhibiendo un catálogo de recursos impresionante en ataque y defensa.

Chet Holmgren, a priori en inferioridad ante el músculo de Dallas, destacó con 19 puntos y 7 rebotes, Jalen Williams aportó 18 puntos y Aaron Wiggins sumó 16 puntos en unos Thunder enormes en el triple en la segunda mitad (11 de 19).

Los de Mark Daigneault (entrenador del año en la NBA) han encadenado diez triunfos seguidos: los cinco que les dieron el primer puesto del Oeste en la temporada regular y los cinco que han hilado en el ‘playoff’ (barrieron 4-0 a los New Orleans Pelicans).

En unos Mavericks sin el lesionado Maxi Kleber pero con Tim Hardaway Jr. de vuelta, Doncic, lastrado por sus problemas en la rodilla, firmó una pobre actuación con 19 puntos (6 de 19 en tiros, 1 de 8 en triples), 6 rebotes y 9 asistencias con 5 pérdidas de balón.

Tampoco Kyrie Irving, excelente contra Los Angeles Clippers en la anterior serie, tuvo su día (20 puntos, con 7 de 14, y 4 pérdidas). Daniel Gafford consiguió 16 puntos, 11 rebotes y 5 tapones.

Los de Jason Kidd cometieron 16 pérdidas, no llegaron al 40 % en tiros y sucumbieron en la batalla por el rebote (52 por 39).

El jueves se jugará también en Oklahoma City el segundo partido entre dos equipos que en 2023 no se clasificaron para el ‘playoff’ pero que ahora se están jugando un puesto en la final del Oeste.

Gilgeous-Alexander marca terreno

Con tanta pólvora ofensiva sobre la pista, el primer cuarto estuvo marcado en cambio por los errores y los nervios: los Mavericks perdieron 6 balones (4 de ellos de Irving) y los Thunder no se quedaron atrás con 4.

Doncic (defendido por Luguentz Dort) y Gilgeous-Alexander (con Derrick Jones encima) tomaron las riendas con 8 puntos cada uno, pero el marcador acabó en tablas camino del segundo cuarto (23-23).

El criterio arbitral no ayudó a que el partido ganara ritmo, ya que el silbato sonó una y otra vez en ambas canastas con algunas faltas impropias del baloncesto físico y exigente que se espera en ‘playoff’.

Un buen ejemplo de lo bajo que estaba el listón es que Gilgeous-Alexander llegó al descanso con 9 de 11 en tiros libres (19 puntos en total).

En cualquier caso, los Thunder encontraron la manera de afinar su ataque. Aprovecharon varias transiciones, un valiente Holmgren sacó partido de un juego interior de Dallas cargado de faltas y Wiggins entró escupiendo fuego desde el banquillo con 12 puntos en ese cuarto.

Los Mavericks no pudieron presumir de lo mismo. Solo hallaron chispazos aislados como un descomunal mate de Jones tras rebote ofensivo, perdieron 10 balones en la primera parte, no tuvieron noticias de Irving (6 puntos) y se fueron al vestuario 62-53 abajo.

El regreso tras el intermedio fue prometedor para Dallas.

Los Thunder volvieron a enredarse en ataque, Doncic activó a sus compañeros a base de asistencias y un triple de Irving coronó un parcial de 4-12 para meterse de lleno en el encuentro (66-65 con 7.25 en el reloj).

Sin embargo, la respuesta local llegó urgente y por la vía del triple: un soberbio 6 de 8 en el perímetro desde entonces y hasta el final del cuarto con el que los Thunder, con 10 puntos de Gilgeous-Alexander, alcanzaron su máxima ventaja hasta entonces (+15).

Otra vez espesos, los Mavericks aterrizaron con vida en el cuarto acto gracias a un triple sobre la bocina de un Irving demasiado intermitente (89-79).

Pero sin Doncic e Irving a tope de revoluciones parecía imposible la remontada y Oklahoma no dio opción a la sorpresa, con Williams despertando con 8 puntos consecutivos y dos triples seguidos de Wiggins y Cason Wallace para que estos asombrosos Thunder sigan soñando.

Fuente

Facebook Comments Box