Mié. Abr 17th, 2024

Publicidad

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- Los Timberwolves de Minnesota han sido una de los puntos positivos en la temporada de la NBA, y aunque se mantienen luchando por el primer lugar en el Conferencia Oeste la ausencia del dominicano Karl Towns ha sido un factor que los ha golpeado en sus aspiraciones de cara a la postemporada.

Towns fue sometido el martes a una cirugía para repararle un desgarro del menisco lateral de la rodilla izquierda, un procedimiento que el esquipo espera le permita regresar para los playoffs.

A causa de esta lesión, Towns se ha perdido los últimos cuatro partidos por el conjunto de Minnesota, que si bien ha saldado con marca de .500 (2-2), la ausencia del dominicano se ha evidenciado en ambos lados de la cancha.

Si bien Anthony Edwards ha dado un paso al frente, promediando 31.3 puntos en estos cuatro encuentros, superando su promedio de temporada de 26.4, no es menos cierto que su accionar ofensivo ha sido más exigido, ya que en los momentos claves o durante el partido ha sido doblado con mayor consistencia, obligándole a tomar tiros forzados o a realizar penetraciones al aro en las que le han cerrado casi por completo los espacios.

La carga para Edwards ha sido tal, que ha pasado de tomar 20 intentos por partidos, a 28.5 lances de campo, reduciendo su efectividad de un 46% a un 43.9 y siendo obligado a estar en cancha 39.3 minutos por juego, en comparación con los 35.1 minutos que disputaba con Towns en cancha, los cuales les permitían llegar más fresco a la última instancia de los partidos.

Naz Reid ha sido otro que ha tenido que dar un paso al frente para cubrir los 22.1 puntos por juego que aportaba Towns a la causa de los Timberwolves.

El reservista de los de Minnesota ha llevado su promedio de aportación a 19.1 tantos por encuentro, superando los 12.7 puntos que aporta por encuentro. Un aspecto fundamental es que ha estado conectando un 46% desde el triple, en siete disparos por juego.

El reto para Reid está en mantener una consistencia similar a la que ha logrado hasta el momento, con una mayor acumulación de minutos cuando les restan 16 juegos para completar el calendario regular de la serie regular.

Towns es una de las armas letales desde el triple, lo que le ha servido a los de Minnesota para abrir la cancha, ya que sus defensores se ven obligado a subir a defenderlo y con su manejo de balón puede superar a sus rivales al penetrar hacia el aro.

Otra de las herramientas del juego de Towns es su capacidad para asistir a sus compañeros y aunque Kyle Anderson es muy bueno en ese aspecto, no cuenta con la peligrosidad para que lo ayude a absorber la defensa como lo hace el dominicano.

En el aspecto defensivo, que sin dudas no es el principal fuerte de Towns, es otro reto que tienen por llenar los Wolves sin el quisqueyano en cancha, ya que junto a Rudy Gobert lograron constituirse en dos pilares en la pintura y en la labor de dificultar la acción ofensiva de los rivales en los cambios de guardia.

Reid, Kyle Anderson y hasta Luka Garza han sido opciones utilizadas por el dirigente Chris Finch en busca de lograr el ataque de los rivales.

Esta dificultad en el plano defensivo se evidenció esta semana cuando enfrentaron a los Lakers de Los Ángeles, en un partido, en el que sin Towns y Gobert ausente por molestias en el pecho, fueron derrotados, luego de que Anthony Davis les anotara 27 puntos y les tomara 25 rebotes, adueñándose completamente de la pintura.

Otro de los aspectos que afecta la defensa de los Timberwolves, es que en ausencia de Towns, Gobert está llamado a ser más agresivo, lo que lo lleva a cometer más faltas personales, ya que el dominicano era clave en los cambios defensivos y en la variación de los disparos, debido a altura que puede cubrir con su estatura y salto vertical.

Los Timberverwolves continuarán apostando por la colectividad para complementar la falta de Towns y terminar en la mejor posición posible para su regreso a los playoffs.



Fuente

Facebook Comments Box