Jue. Abr 18th, 2024

Publicidad

Josep Borrell, representante de la UE para Asuntos Exteriores. (Foto: fuente externa)

EL NUEVO DIARIO, BRUSELAS. – Los ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE) llegaron este lunes a un acuerdo político para sancionar a miembros del grupo islamista palestino Hamás por los atentados contra Israel del 7 de octubre, así como a colonos israelíes responsables de violencia contra palestinos en Cisjordania.

Los ministros alcanzaron hoy en un Consejo celebrado en Bruselas lo que no fue posible hace un mes: que Hungría levantara su veto a sancionar a los colonos.

«Acordamos sanciones para los colonos extremistas. No fue posible en el anterior Consejo de Asuntos Exteriores. Esta vez ha sido posible. Se ha acordado un sólido compromiso a nivel de trabajo y espero que esto continúe hasta su plena adopción pronto. Pero el acuerdo político está ahí», afirmó el alto representante de la UE para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, en una rueda de prensa tras el encuentro.

“Hemos aprobado, hoy sí, por unanimidad, las sanciones contra los colonos violentos que hostigan a los palestinos en Cisjordania”, indicó por su parte el ministro español de Exteriores, José Manuel Albares.

Fuentes diplomáticas precisaron que las sanciones afectarán a seis colonos israelíes y a tres miembros de Hamás. Tras el acuerdo político de hoy, las dos listas de sancionados deben adoptarse formalmente más adelante.

En el caso de Hamás, las sanciones responden a los crímenes sexuales llevados a cabo por miembros del grupo islamista en el marco del ataque terrorista del pasado 7 de octubre.

Las medidas restrictivas consisten en una prohibición de viajar a territorio comunitario para las personas afectadas y en una congelación de los activos que tengan en la Unión Europea.

Países como España, Francia o Bélgica ya habían decidido avanzar unilateralmente en las sanciones contra los colonos israelíes violentos ante la falta de consenso en la UE, aunque esas medidas nacionales se limitaban a la prohibición de entrar en la UE.

Los ministros habían iniciado la jornada con una videoconferencia con el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, cuyo país ya ha acordado sanciones contra colonos israelíes y con el que hablaron de Ucrania, Gaza o China.

«La unidad transatlántica es esencial», aseguró Borrell.

Asociación con Israel

Tras la carta remitida por España e Irlanda para que la UE suspenda el acuerdo de asociación con Israel ante la gravedad de la situación en Gaza, los ministros celebraron un debate orientativo sobre el asunto.

Borrell recordó que ese acuerdo está basado explícitamente en el equilibrio entre el respeto a los derechos humanos y el Estado de derecho y la democracia.

Reconoció la dificultad para convocar un consejo de asociación con Israel y apuntó que muchos ministros dijeron que en su lugar se podría volver a invitar a sus homólogos israelí y palestino a un Consejo de Exteriores comunitario.

«Por nuestra parte, se trata de poner presión diplomática en Israel», afirmó Borrell, que constató un «claro consenso de que esta situación no es aceptable y que la única solución es poner presión política en Israel», insistió.

Albares aseguró que hoy propuso utilizar precisamente el consejo de asociación UE-Israel «como una forma de mantener un diálogo sobre la situación humanitaria y los derechos humanos en Gaza con Israel».

Dijo que no hubo acuerdo sobre ello, pero sí para invitar a una próxima reunión de los titulares de Exteriores de la UE a su homólogo israelí, Israel Katz.

«Haití mediterráneo»

Borrell alertó del desarrollo de bandas y fuerzas en Gaza que se aprovechan de la difícil situación en ese territorio, y pidió restaurar la seguridad y el apoyo humanitario a la población para que no se convierta en «un Haití mediterráneo», en referencia al país caribeño que consideró un «Estado fallido».

Los ministros abordaron hoy también la crisis que atraviesa Haití y, en ese contexto, Albares dijo que España tiene «todo listo para evacuar a los pocos españoles que todavía residen» en el país, aunque recalcó que todavía no es necesario.

Añadió que España espera que se pueda desplegar «completamente muy pronto» la fuerza multinacional de apoyo a la seguridad aprobada en octubre por la ONU.

Y señaló que España participará en esa misión «entrenando efectivos si y cuando se den las condiciones de seguridad para ello».



Fuente

Facebook Comments Box