Mié. Abr 17th, 2024

Publicidad

El jugador francés Kylian Mbappe, del PSG, ceebra uno desus goles durante el partido de la Ligue 1 que han jugado Montpellier HSC y Paris Saint Germain, en Montpellier, Francia. EFE.

EL NUEVO DIARIO, PARÍS.- Ajeno a su salida del París Saint-Germain al finalizar la próxima temporada, Kylian Mbappé mantiene intacto su rendimiento excelso y con un triplete y una asistencia derribó al Montpellier (2-6), que se rindió a la voracidad de quien posiblemente es el mejor jugador del mundo.

Luis Enrique cambió su estrategia y dio minutos a Mbappé, que en los últimos tiempos estaba reservado para los partidos eliminatorios de Liga de Campeones y Copa de Francia.

Desde que se conoció su marcha, Mbappé fue titular en los dos partidos ante la Real Sociedad y contra el Niza en Copa, mientras que en la Liga inició un choque en el banquillo (Lille), fue sustituido en el descanso contra el Mónaco y suplente con minutos frente al Nantes y el Reims.

Su entrenador sólo rompió esa tendencia contra el Stade Rennais Y este domingo en Montpellier. Parece que Luis Enrique no quería más sorpresas después de acumular tres empates consecutivos en la Ligue 1 y volvió a utilizar al jugador franquicia del PSG y dejar sus probaturas para acostumbrar a su equipo a jugar sin Mbappé a partir del próximo curso.

Y Mbappé no decepcionó. Él solo, en apenas veinte minutos, se encargó de dar los primeros golpes al Montpellier. Primero, con una asistencia a Vitinha en el primer tanto del PSG, y después marcando el 0-2 con un golpeo marca de la casa, con poco ángulo y bien ajustado al poste en una mezcla de efectividad y delicadeza que dejó encarrilado el choque.

Sin embargo, en el tramo final de la primera parte, el PSG bajó la guardia y el Montpellier consiguió empatar por medio de Arnaud Nordin y de Teji Savanier, que de penalti, en el tiempo añadido, igualó el partido.

Fue un espejismo. Mbappé aún no había terminado su exhibición. De hecho, no había hecho más que empezar, porque a los cinco minutos de la reanudación se sacó de la chistera un disparo impresionante desde fuera del área que precedió a otro golazo, el de Lee Kang-In, seguramente el mejor de la noche.

El jugador coreano, rodeado de contrarios, se apoyó en Kolo Muani y firmó un zurdazo ajustado e imparable teledirigido a la escuadra de la portería defendida por Bertaud. El 2-4, a los 54 minutos, acabó con el Montpellier, que definitivamente bajó los brazos y sacó la bandera blanca.

Con el PSG desatado, Mbappé cerró su triplete con otro gol de muchos quilates. Vitinha sacó rápido una falta en profundidad hacia el francés, que con una tranquilidad pasmosa controló el balón dentro del área y a bote pronto reventó la red de la meta del Montpellier.

Así finiquitó una jornada perfecta a la que se unió Nuno Mendes sobre la bocina con el sexto. Mbappé firmó un triplete, una asistencia y, al fin y al cabo, una exhibición. Mbappé se enfrentará al Barcelona el 10 de abril en su mejor momento de forma de la temporada.

Luis Enrique sabe cómo está su estrella y lo utilizó en Liga después de tres empates seguidos para afianzar al PSG en el liderato. Con el pinchazo del Brest, ahora saca doce puntos al segundo. Mbappé no dio una oportunidad a la sorpresa y ya suma 38 goles este curso, uno más que Kane, dos más que Cristiano y nueve más que Haaland. Su voracidad es innegociable.



Fuente

Facebook Comments Box