Jue. Abr 18th, 2024

Publicidad

EL NUEVO DIARIO, WASHINGTON.- Dos de cada tres niños menores de seis años en Chicago están expuestos a niveles peligrosamente elevados de plomo en el agua, según un estudio que publica esta semana la revista de la Asociación Médica de Estados Unidos.

«La extensión de la contaminación con plomo en el agua corriente de Chicago es descorazonadora», dijo Benjamin Huynh, autor principal del estudio.

«No es algo que deberíamos ver en 2024», agregó el también profesor en el departamento de Salud e Ingeniería Ambiental de la Universidad John Hopkins, en Maryland.

El experto lamentó que el 19 % de los niños afectados usan agua corriente no filtrada como su fuente principal del líquido potable.

La exposición al plomo presenta riesgos significativos para la salud por lo cual han habido esfuerzos exitosos en gran escala para reducir la presencia del metal en pinturas o la gasolina, señalaron los investigadores.

«Sin embargo, la contaminación con plomo en el agua potable sigue siendo un problema de salud pública», agregó el artículo.

Subrayó que la exposición al plomo puede tener consecuencias graves para la salud, particularmente en los niños, incluidos déficit en el desarrollo, complicaciones cardiovasculares, enfermedad renal crónica y complicaciones neurológicas.

Para su investigación el equipo de Huynh analizó la exposición al plomo sobre los resultados de una inspección de muestras de 38.385 hogares recogidas por el Departamento de Agua de la ciudad entre enero de 2016 y septiembre de 2023.

Huynh y sus colaboradores emplearon una técnica de inteligencia artificial que mediante algoritmos calculó los niveles de plomo en el agua corriente de toda la ciudad.

El análisis encontró que aproximadamente el 75 % de las manzanas residenciales de Chicago recibía agua contaminada con plomo, y que más de dos tercios de los niños menores de seis años viven en manzanas expuestas a esa agua.

Al igual que otras muchas ciudades de Estados Unidos, Chicago todavía tiene en servicio tuberías de plomo que eran obligatorias hasta una prohibición federal en 1986.

El estudio calculó que la ciudad en Illinois tiene casi 400.000 tuberías de plomo que sirven cada una a un hogar, esto es la cifra mayor entre todas las ciudades del país.



Fuente

Facebook Comments Box