Lun. Jul 15th, 2024

Publicidad

Mikal Bridges.

EL NUEVO DIARIO, HOUSTON.- Hace unas semanas que Houston dejó claras sus intenciones de sumar «un jugador de calibre titular» a sus filas antes del cierre del mercado. La franquicia ya fue la más agresiva de la pasada agencia libre, y en esta ventana de traspaso habría ofrecido hasta tres elecciones de primera ronda para hacerse con Mikal Bridges. Desde su llegada a los Nets, el alero se ha destapado como un potencial All-Star, pero antes ya era opositor a mejor complemento de la liga en los Phoenix Suns de la era Monty Williams.

La oferta, sobre el papel, es suculenta. Pero no para los de Brooklyn, que piensan en él como la piedra angular sobre la que construir. No quizás como su primera espada, per sí como pieza indispensable de un futuro en el que el equipo regrese a aspiraciones mayores. El ‘no’ de Sean Marks y la gerencia al traspaso fue rotundo, según detalla Michael Scotto en Hoops Hype. Casualmente, el capital del draft que Houston pretendía poner sobre la mesa era el mismo que Brooklyn dejó ir en el traspaso de James Harden a inicios de 2021.

El resto de asuntos siguen en el mismo lugar con los Nets. Solo una oferta irrechazable provocará que Nic Claxton salga sin firmar su extensión este mismo verano. Sepencer Dinwiddie, Dorian Finney-Smith y Royce O’Neal son los más propensos a abandonar el equipo en los próximos días. Además, la vuelta de Ben Simmons en un muy buen partido individual y colectivo ante los Jazz el pasado lunes ha suscitado cierto interés en las oficinas de los Nets.



Fuente

Facebook Comments Box