Dom. Feb 25th, 2024

Jimmy Butler anotó 31 puntos en el triunfo de los Heat ante los Kings. Fuente externa.

EL NUEVO DIARIO, MIAMI, EEUU.- Los Miami Heat pusieron fin a una racha negativa de siete derrotas consecutivas al imponerse este miércoles por 115-106 a unos Sacramento Kings que estuvieron negados en el tiro exterior y lejos de su mejor versión.

Jimmy Butler con 31 puntos y Josh Richardson con 24 desde el banquillo fueron los líderes de anotación de los locales, recuperando además en lo colectivo un buen porcentaje desde el perímetro con un 46.4%.

Sacramento jugó huérfano de los números habituales de De’Aaron Fox. Apenas convirtió 13 tantos, además de un Domantas Sabonis que tardó en despertar y cerró con 19 puntos y 13 rebotes.

Brilló Keegan Murray con 33 puntos y un magnífico siete de once en triples, único inspirado de su equipo desde el arco.

Sin que ninguno de los dos ataques brillara al comienzo, la diferencia la hizo el tiro exterior. Miami no terminó de mejorar la fluidez ofensiva que le caracterizó a inicio de temporada, pero esta vez sí metió los triples.

Los Heat anotaron cuatro de seis intentos, cada uno firmado por un jugador distinto: Herro, Love, Butler y Richardson. En cambio, en los Kings, se hipotecaron con once lanzamientos de los que únicamente entraron tres.

En Sacramento se apoyaron mucho en los lanzamientos de Kevin Huerter y Keegan Murray, que cerraron el primer cuarto con nueve y ocho puntos respectivamente. El parcial tras doce minutos fue favorable a los locales por seis puntos (28-22).

Josh Richardson actuó como disparador de Miami al salir de nuevo a pista, dos triples sin fallo en los primeros compases lanzaron en el luminoso a los de Spoelstra hasta un 39-26 que mandó a los Kings a escuchar a Mike Brown. El escolta firmaría 13 tantos desde el banquillo en el segundo tramo.

Se dieron parciales demoledores que sacaron del partido a los Kings, como el 15-2 en tres minutos mediado el segundo cuarto.

El bloqueo ofensivo de Sacramento era tal que ni Sabonis anotaba los tiros libres, y logró su primera canasta en juego a cinco minutos para el descanso. Sin el lituano ni Fox conectados, era muy complicado competir.

Pese al hundimiento del ataque californiano, la distancia nunca llegó a ser insalvable, y la esperanza de volver a estar en partido seguía en su cabeza. La garra de Sabonis le llevó a anotar 9 puntos en tiempo récord y Murray se fue hasta 21 al descanso, cuando ambos conjuntos se fueron a los vestuarios con un 59-55 muy apretado.

Sacramento volvió a mandar en el marcador tras muchos minutos, con alternancia, y con parciales, como el 10-2 de Miami tras cinco minutos de cuarto, que diluían su efecto rápidamente.

Las rotaciones no alteraron el nuevo orden, y al último capítulo del juego se llegó con el 90-84.

El choque pasó más a un terreno emocional, canastas de dos puntos en ocasiones tienen un valor mayor en la moral de unos y otros. Herro y Adebayo lo escenificaron a la perfección, un ‘alley oop’ espectacular que el pívot culminó volando y estirándose en su totalidad. Provocaron el tiempo muerto de Brown con el 97-86 a nueve para el final.

Uno de los mayores problemas de Sacramento fueron los que tuvo Fox para anotar en Miami, muy alejado de sus números habituales, con un pobre 1/8 al cierre.

Fue el momento de ser prácticos y asegurar la victoria. La zona que planteó Spoelstra dio las garantías necesarias a los locales para cerrar su aro y que el rival se mantuviera en revoluciones bajas.

Al otro lado de la pista hubo un factor diferencial, un Richardson que anotó su sexto triple para mantener esa diferencia psicológica de los diez puntos, más importante a medida que bajaba el reloj.

Con él y un Butler que recordó a sus mejores noches se apuntaló una muy necesaria victoria de Miami por 115-106, que puso freno a una racha negativa de siete derrotas.

 



Fuente

Facebook Comments Box