Jue. Feb 29th, 2024

La República Dominicana se perfila como un destino de inversión para la industria global de semiconductores y de placas de circuitos impresos, en particular para el sector de ensamblaje, prueba y empaque (ATP) de los microchips.

La información suministrada destaca que la Fundación para las Tecnologías de la Información y la Innovación (ITIF) en Washington, D.C., centro de pensamiento de referencia para los sectores de tecnologías emergentes, publica un estudio de factibilidad sobre el potencial del país de participar en la cadena de valor de los semiconductores, e indica que el país tiene las condiciones para convertirse en un jugador estratégico para las industrias de tecnologías emergentes. Los semiconductores (microchips) son considerados el “nuevo petróleo de la economía moderna”.

El Ministro de Industria, Comercio y Mipymes, Victor Ito Bisonó, viajó a Washington, DC, donde agotó una agenda que incluyó el lanzamiento del estudio de factibilidad realizado en la sede de ITIF. El evento marca un hito en los esfuerzos que desde el gobierno del presidente Luis Abinader se realizan por diversificar la economía, escalar en la cadena de valor de las tecnologías avanzadas, y la creación de nuevos y mejores empleos en nuestro país. República Dominicana, uno de los principales destinos de inversión de la región, ofrece un entorno propicio para las inversiones de la industria de los semiconductores y del sector de ensamblaje, prueba y empaque (ATP) de microchips.

La República Dominicana prepara vías de cooperación internacional para la formación y capacitación de la fuerza laboral, en colaboración con INFOTEP, ITLA, EDUCA, y otras instituciones universitarias, así como programas de investigación e innovación en la manufactura de electrónicos avanzados.

El ministro Bisonó, acompañado por las asociaciones empresariales, CONEP, AIRD, ADOZONA, la AMCHAM, y representantes de medios de comunicación, participó en la presentación del reporte del ITIF, cuyos expositores incluían a funcionarios de la Oficina CHIPS del Departamento de Comercio de Estados Unidos, empresas multinacionales de tecnología, asociaciones industriales del sector y expertos.

Se espera que el estudio de factibilidad destaque el alto potencial de la nación dominicana en este contexto favorable único, para que, en un corto margen de tiempo, permita que el país se convierta en un importante destino de inversión y socio clave de esta industria.

Con el CHIPS Act, y las inmensas inversiones hasta ahora anunciadas en este sector, se espera un auge sin precedentes de la fabricación de chips en el territorio estadounidense. Sin embargo, estos chips deben pasar por un proceso de terminación cuyas instalaciones se encuentran en Asia. A diferencia de la fabricación de semiconductores, la cual es un proceso altamente nanotecnológico, el ensamblaje, prueba y empaque lleva menor inversión de capital y mayor uso de mano de obra calificada. La meta de la República Dominicana es posicionarse como una alternativa, cercana y confiable, para realizar estos procesos, ya que en América Latina solo existen unas pocas facilidades de ensamblaje, prueba y empaque (ATP) en el hemisferio, lo que no es suficiente para cumplir con la demanda creciente, representando una oportunidad única para el país.

Fuente

Facebook Comments Box