Dom. Feb 25th, 2024

Robinson Canó.

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- Ante el peso de disputar la final de la Liga de Béisbol Profesional de la República Dominicana (Lidom), Robinson Canó ha hecho valer su experiencia y en su condición de capitán de las Estrellas Orientales, se ha encargado de guiarlos tanto dentro, como fuera del terreno.

Una de las tareas en las que Canó ha desarrollado en su rol, es en mantener a sus compañeros enfocados y lo más consciente posible de la peligrosidad del rival que enfrentan esta final.

“Sabemos que el Licey es un equipo difícil, que enfrentamos a un rival muy difícil en los Tigres del Licey“, expresó Robinson Canó en la entrevista que le realizaran la Estrellas el pasado sábado.

Las palabras de Canó no están lejos de la realidad, al considerar que los felinos son el equipo con el mayor número de coronas del béisbol dominicano, lo que demuestra que son un rival que sabe jugar y ganar finales.

Con todo y ello, Canó ha mostrado con su madero, que si bien respeta a los azules, pero no les teme.

En los primeros dos compromisos de esta final, ambos saldados con victorias para las Estrellas, Canó ha sido un dolor de cabeza para el picheo de los Tigres, a quienes ha atacado, marcando el camino a recorrer por sus compañeros, como lo hizo este domingo.

En el primer partido de la serie en el estadio Quisqueya, Canó conectó sencillo en su primera oportunidad al bate y luego sumó dos dobles en sus siguientes dos apariciones a la caja de bateo.

En ambas ocasiones, cuando conectó sus batazos de dos bases, Canó logró anotar, sumando una carrera para los verdes en el cuarto y sexto episodio del encuentro.

Como en sus mejores tiempos, Canó se ha visto pegándole con fuerza a la pelota hacia el jardín izquierdo con los picheos en la esquina de afuera, como lo hizo en el sexto ante el relevista Zac Rosscup, y halando la esférica con contundencia cuando han intentado pasarlo con el lanzamiento en la zona de los codos, buscando evitar que extienda los brazos, como ocurrió con el sencillo y el doble que le conectó a César Valdez.

En total, Robinson ha registrado cinco imparables en las ocho ocasiones que se ha parado a la caja de bateo ante los Tigres,  contabilizando dos dobles y tres vueltas anotadas, además de una base por bolas, para acumular un promedio de bateo de .625      , junto a un porcentaje de embasarse de .667 y un slugging de .875.

Las Estrellas necesitan de su capitán y Canó está cumpliendo con ello en esta serie final.



Fuente

Facebook Comments Box