Vie. Feb 23rd, 2024

Jannik Sinner.

EL NUEVO DIARIO, .- El italiano Jannik Sinner dijo este domingo en la rueda de prensa posterior a su remontada en la final del Anierto de Australia ante el ruso Daniil Medvedev que le «gusta bailar en una tormenta de presión».

«Siempre hay presión, pero puede convertirse en algo bueno. Es un privilegio porque no hay muchos jugadores que tengan esta presión. Me gusta bailar en una tormenta de presión», afirmó después de conseguir el triunfo en su primera final de Grand Slam.

El italiano, que agradeció el brindis organizado en la sala de prensa por el director del torneo, Craig Tiley, recordó la etapa en la que tuvo que irse de casa a los 14 años y admitió que «fue la forma más rápida de crecer a pesar de que fue duro».

«Crecí muy rápido, cocinando y haciéndome la colada cuando tenía 14 años. Fue muy duro para mí, pero lo fue más para ellos (sus padres). Nunca me pusieron presión y esa es la clave. Ahora soy un hombre relajado y disfruto jugando a tenis», agregó un Sinner que se convirtió en el primer italiano en lograr la corona a orillas del Yarra.

«Tengo que procesar que he ganado a Novak (Djokovic) en semifinales y en la final a Daniil (Medvedev), pero tenemos que mejorar si queremos levantar un gran trofeo de nuevo», explicó.

«Hace dos años intenté conocer mejor a mi equipo y mi cuerpo, fue un gran paso. El año pasado intentamos sacar buenos resultados y los obtuvimos en Indian Wells, Miami y Wimbledon, donde logré unas semifinales. Me hicieron creer de que puedo competir contra los mejores», añadió.

«Intenté alargarlo y estar en la pista tanto como fuera posible porque físicamente, yo estaba un poco mejor. Eso ha sido la clave», afirmó un Sinner que tan sólo había cedido un set antes de la final, en alusión a las 24 horas y 17 que invirtió Medvedev para superar sus primeros seis partidos.



Fuente

Facebook Comments Box