Vie. Feb 23rd, 2024

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO. – La espera de un día de retraso tras la posposición del espectáculo “Luis Miguel Tour 2024” valió la pena. La música de este astro romántico sin duda es como el vino, mientras más vieja más buena. Y de esto fueron testigos las miles de personas que abarrotaron por completo el Estadio Olímpico Félix Sánchez, para disfrutar en vivo de los grandes éxitos de “El Sol de México”, quien brilló por todo lo alto la noche del pasado jueves.

El inicio de la velada fue asombroso, puesto que en la pantalla central (el cual fue la que presentó problemas técnicos provocando la postergación de este evento pautado para el miércoles) se ilustró un amanecer con un cielo despejado que anunciaba la salida del sol, mientras más de 16 músicos vestidos de negros tomaban sus respectivos lugares para tocar las notas musicales de “Será que no me amas”, cuando de repente con una gran sonrisa y un rosto lleno de alegría subió en un elevador colocado en el cetro de la tarima el anfitrión de la noche.

Seguido de este tema Luis Miguel, luciendo su peculiar y elegante smoking negro, y tres hermosas coristas con indumentarias doradas, quienes le acompañaron en todo momento, interpretó los sencillos “Amor”, “Suave”, “Culpable o no”, “Te necesito”, “Hasta que me olvides”, “Por debajo de la mesa”, “No se tu” y “Somos novio”, los cuales fueron coreaos por todo lo alto por el público presente.

Cabe destacar que Micky, como muchos le dicen cariñosamente, se veía cómodo, contento, rejuvenecido y complacido con los dominicanos, al sentir tanto cariño de personas de todas las edades que no les importó ir dos noches consecutivas a ver este ídolo latinoamericano.

Sin decir una palabra, la euforia creció cuanto llegaron las canciones “Un hombre busca una mujer”, “Fría como el viento”, “Tengo todo excepto a ti” y “Entrégate”, con los cuales bailó y saltó, mostrando sus sexis movimientos. Luego de esto se disfrutó un momento emotivo cuando interpretó dos temas en inglés y uno de ellos en homenaje a Michael Jackson.

A las 9:40 PM se retiró de las tablas para cambiarse de ropa, pero para no aburrir a sus invitados, Luis Miguel dejó veinte mariachis tocando rancheras, a los cuales luego se unió con “La vikinga” y “La media vuelta”

Pero donde realmente los ánimos se caldearon fue al este deleitar con temas que inmortalizaron su carrera antes de cumplir los 18 años: “No me puedes dejar así”, “Palabra de honor”, “La incondicional”, “Ahora te puedes marchar”, “La chica del bikini azul” y “Cuando calienta el sol”. Durante estas interpretaciones lanzaron diez gigantescas pelotas de aires entre la concurrencia las cuales pasaban como olas de mar por encima de todos.

Durante el show completo, que duró una hora cincuenta minutos, este solo cantó y cantó, sin decir una palabra que no fuesen las letras de sus temas. Antes de despedirse duró varios minutos parado en escenario sonriendo de un lado a otro al son de los gritos de los presentes vociferando una canción más. Para culminar cantó “Cucurucucu Paloma” al tiempo que un destello de fuegos artificiales iluminó la noche.

Es importante resaltar que el combinado de luces, sonidos e ilustraciones dieron una mejor vistosidad al show. Sin duda, en comparación con años anteriores en República Dominicana, este concierto, realizado por la empresa PAV Events, será uno de los más recordados.



Fuente

Facebook Comments Box