Dom. Feb 25th, 2024

Kylian Mbappe maneja el balón.

EL NUEVO DIARIO, PARÍS- Una gris versión del París Saint Germain se topó con el Brest, una de las revelaciones de la Ligue 1 que no se amilanó a pesar de verse con dos goles de desventaja y se llevó un punto del Parque de los Príncipes por primera vez en su historia en la Ligue 1.

Ni Kylian Mbappe, excesivamente precipitado y desacertado, ni Randal Kolo Muani, al que le faltaron balones, fueron capaces de desequilibrar el encuentro y evitar un tropiezo que cortó la buena línea del conjunto de Luis Enrique que afrontó la fecha con cinco triunfos seguidos entre todas las cometiciones.

No pone en peligro el liderato del campeón en esta decimonovena jornada. El Niza ganó y recorta. Pero la distancia es aún de seis puntos.

El rival de la Real Sociedad en la Liga de Campeones ha perdido determinación. Acabó fuera de sí el cuadro de Luis Enrique, con un jugador menos por expulsión de Bradley Barcola en el tiempo añadido.

Desquiciado tras perder una ventaja de dos goles, el empate fue un triunfo para el Brest que llevaba catorce derrotas seguidas en los cara a cara con el cuadro parisino que disfrutó en la primera parte de la inspiración de Marco Asensio que intervino en los dos goles.

Dio la sensación de resolver el choque en siete minutos de inspiración antes del descanso. En el 37, Asensio definió a la perfección un buen centro por alto de Barcola y en el 45, el exjugador del Real Madrid tiró a gol, lo desvió el Marco Bizot y Kolo Muani recogió el rechace y lo envió a la red.

No decayó el Brest, un equipo transformado este curso y que, lejos de pujar por la permanencia como en años anteriores, está instalado en la parte alta. Llegó al Parque de los Príncipes impulsado por seis triunfos seguidos, cuatro en la Ligue 1, su mejor racha en más de dos años.

Es tercero el cuadro de Eric Roy a solo tres puntos del Niza y a nueve del PSG que amenazó al inicio de la segunda parte con un tiro de Pierre Lees Melou que desbataró Gianluigi Donnaruma.

El gol llegó dos después, en una acción coral que dejó en evidencia a la zaga local. Romain del Castillo envió el balón a Mahdi Camara que disparó a puerta. Rozado por Danilo Pereira se envenenó y superó a Donnarumma.

Se salvó el Brest después, en una ocasión de Barcola que rozó el palo. No culminó el líder y lo pagó. A diez del final, una gran jugada visitante supuso el empate. Una incursión por la izquierda de Matías Satriano, que centró, túnel sobre Danilo Pereira, incluido, que de tacón, culminó Mathias Pereira Lage.



Fuente

Facebook Comments Box