Lun. May 27th, 2024

Publicidad

El sospechoso fue trasladado a un hospital, donde pereció. (Foto: fuente externa)

EL NUEVO DIARIO, SÍDNEY.- La Policía de Australia abatió a un adolescente de 16 años, descrito como «radicalizado» y que actuó «solo», después de que este arremetiera contra los oficiales portando un cuchillo y tras atacar y perseguir a varias personas, dejando al menos un herido.

El incidente sucedió el sábado alrededor de las 23:30 hora local (15:30 GMT) en la localidad de Perth, capital del estado de Australia Occidental.

Según el reporte de la Policía, el joven, de etnia caucásica y portando un cuchillo de cocina de unos 30 centímetros, apuñaló por la espalda a una persona, que se encuentra ingresada en un hospital con pronóstico estable, y persiguió con intención de atacar a otros viandantes en una calle principal del sur de la urbe.

Tras llegar al lugar, varios agentes le pidieron al joven que depusiera el arma, a lo que el adolescente respondió arremetiendo contra los oficiales, quienes abatieron al asaltante con dos disparos con descargas eléctricas y uno con munición real.

El sospechoso fue trasladado a un hospital, donde pereció.

La Policía indicó a los medios que el joven, que sufría problemas mentales, era conocido por las autoridades y sospechan que había sido «radicalizado» a través de internet, recoge la cadena pública ABC.

Las autoridades aseguraron que «actuó solo» mientras han abierto una investigación sobre el suceso.

«Los miembros de la comunidad musulmana de Australia Occidental, que estaban preocupados por su comportamiento, contactaron a la Policía antes del incidente y les agradezco su ayuda. Nuestra Policía respondió en cuestión de minutos», apuntó el jefe del Gobierno regional, Roger Cook, en Facebook.

Por su parte, el primer ministro de Australia, Anthony Albanese, agradeció durante una rueda de prensa la actuación de la Policía y aseguró que el «extremismo violento no tiene lugar en Australia».

El incidente de anoche ocurre tras el ataque con cuchillo de un joven contra un obispo el 15 de abril en una iglesia asiria de Sídney, que terminó con el religioso herido y el sospechoso detenido en un suceso catalogado por la Policía como «terrorista».

A este ataque en Sídney, le siguió un operativo antiterrorista por el que siete adolescentes fueron detenidos.

El 13 de abril también se registró un ataque con cuchillo en un centro comercial de Sídney, que dejó siete muertos, incluido el perpetrador -que sufría esquizofrenia- abatido por las autoridades, que investigan si era un ataque dirigido contra mujeres.

Fuente

Facebook Comments Box