Lun. May 27th, 2024

Publicidad

El primer ministro de Japón Fumio Kishida junto al presidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva (Foto: Fuente externa)

EL NUEVO DIARIO, BRASIL. – El primer ministro de Japón, Fumio Kishida, cerró este sábado en la ciudad brasileña de São Paulo su gira de dos días por América Latina con el compromiso de que su país ayudará a Brasil a combatir la deforestación en la Amazonía.

Kishida, el primer mandatario japonés que visita Brasil en ocho años, dijo durante una rueda de prensa que el país asiático «seguirá contribuyendo al desarrollo sostenible» del mayor bosque tropical del planeta, así como al combate de la tala ilegal «con el uso de satélites y de la inteligencia artificial».

«El desarrollo sostenible de la Amazonía es una cuestión muy importante para Japón», declaró, antes de recordar que su país fue la primera nación asiática en donar dinero para el Fondo Amazonía, una contribución de 14 millones de reales (cerca de 2,8 millones de dólares).

Kishida señaló, además, que tanto Brasil como Paraguay, el otro país que visitó, tienen gran potencial como exportadores de alimentos y de recursos naturales, si bien enfrentan «cuestiones de disparidad social y pobreza».

El líder japonés destacó que Brasil es un «socio estratégico» de su país y respaldó las prioridades del Gobierno brasileño en la Presidencia del G20 y como anfitrión de la Cumbre del Clima en 2025.

Acompañado por una comitiva de 150 personas entre empresarios y funcionarios, el mandatario se encontró el viernes en Brasilia con el presidente Luiz Inácio Lula da Silva, con quien firmó cuarenta acuerdos en áreas como la transición energética y la ciberseguridad.

Durante la comparecencia conjunta en el Palacio presidencial del Planalto, Lula le pidió que el Gobierno japonés autorice la importación de carne brasileña, asunto que es objeto de negociaciones desde 2005 pero que está bloqueado por las restricciones sanitarias del país asiático.

Tras una visita relámpago a Paraguay, Kishida volvió a Brasil para encontrarse en São Paulo con representantes de la mayor comunidad de descendientes de japoneses en el exterior, y para asistir a un foro empresarial.

Fuente

Facebook Comments Box