Lun. May 27th, 2024

Publicidad

Luis Rubiales. (Foto: fuente externa)

EL NUEVO DIARIO, MAJADAHONDA.- Luis Rubiales, expresidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), ha asegurado que es «el más interesado en que todo se aclare» tras declarar ante la jueza de Majadahonda que investiga por el contrato con la Supercopa a Arabia Saudí y por otros del organismo cuando él lo presidía, entre 2018 y 2023.

«Como dije en su momento me he sometido a su señoría, la jueza, también al ministerio fiscal, y a mis propios abogados, he contestado todas las preguntas que me han hecho. Me han repreguntado, más de cuatro horas. Si tengo que volver a venir porque su señoría así lo indica aquí, voy a estar colaborando. Soy el más interesado en que todo se aclare», declaró a los periodistas.

«En estos cinco años en los que creo que he trabajado felizmente, he sido un privilegiado laborando en la Federación, hemos hecho una gestión que ahí está a nivel económico, que ahí está a nivel deportivo, creo que muy buena, eso no lo puede poner nadie en duda», declaró a la salida de su declaración en el juzgado número 4 de Majadahonda, en una breve comparecencia sin preguntas.

«Y pues bueno, también he tenido constantes ataques, querellas, etcétera, esta es otra muestra más», continuó Rubiales, «pero desde luego, lo que mantengo, mantendré siempre, y estoy convencido de que se acabará haciendo justicia, es que jamás, jamás, ha habido ningún dinero que se reciba de manera irregular, jamás ha habido ninguna licitación irregular, en definitiva, hemos obrado siempre con la máxima excelencia y en la búsqueda de la legalidad».

Rubiales, que empezó a declarar a las 10:15 horas y tras un par de recesos salió más allá de las 14:30, mantuvo la línea ante los periodistas mostrada en el juzgado, donde negó haber pagado comisiones a Gerard Piqué o a su empresa Kosmos por el traslado de la Supercopa a Arabia Saudí y también haberlas cobrado. Afirmó, incluso, que con esos contratos «se salvó el fútbol».

Respecto a las obras en el estadio sevillano de La Cartuja, adjudicadas a la empresa Gruconsa y también en el foco de la investigación, Rubiales explicó que la RFEF, como entidad privada podía contratar a quien quisiese, si bien indicó que hablaron con la Junta de Andalucía y les pidieron que aportasen «algo de dinero» para acondicionar el estadio.

Defendió que lo sometió al comité económico y aludió a un informe técnico del departamento de eventos que indicaba que tenía que ser Gruconsa quien hiciese las obras porque ya se le había encomendado en 2020 una auditoría técnica de las deficiencias del estadio.

Rubiales explicó que si la RFEF hubiese hecho un concurso, una nueva empresa hubiese tenido que realizar ese informe técnico y todo el trabajo previo que ya había hecho Gruconsa, si bien indicó que el abogado y asesor Tomás González Cueto, también investigado, le aconsejó hacer todo «tal y como dicen las leyes de contratación pública para darle la máxima transparencia».

El fiscal propuso a la jueza que el expresidente del organismo federativo siga en libertad y que conserve su pasaporte. Las únicas medidas cautelares solicitadas por el representante de la Fiscalía son las comparecencias quincenales ante el juzgado y que le comunique cualquier viaje que vaya a realizar, informaron a EFE fuentes jurídicas.

La magistrada de Majadahonda (Madrid) debe decidir ahora sobre la petición que ha hecho la Fiscalía tras escuchar durante varias horas las explicaciones de Rubiales sobre su gestión, una comparecencia en la que ha asegurado a la jueza que no tiene pensado irse a vivir fuera de España.

La comparecencia de Rubiales se produjo apenas unos días después de la proclamación oficial de Pedro Rocha como nuevo presidente de la RFEF, como único candidato, un día después de que el Consejo Superior de Deportes (CSD) anunciara la creación de una comisión para tutelar el funcionamiento RFEF los próximos meses.

Acudió tras cambiar recientemente de abogado -ahora le defiende el letrado José Vicente Tejedor- y pocas semanas después de regresar de República Dominicana, país en el que se encontraba cuando estalló la operación policial en la que se registró su domicilio en Granada y más tarde el alojamiento que compartía con su amigo Francisco Javier Martín Alcaide, ‘Nene’, en Punta Cana.

Rubiales, que ya afronta una petición de dos años y medio de cárcel por agresión sexual y coacciones a la jugadora Jenni Hermoso por el beso no consentido que le dio en la final del Mundial en Sídney, declaró por primera vez en esta causa, abierta en 2022 a raíz de una denuncia del presidente del Centro Nacional de Entrenadores (Cenafe), Miguel Ángel Galán.

Fuente

Facebook Comments Box