Jue. Abr 18th, 2024

Publicidad

Del total de camiones, seis llegaron al campamento de refugiados de Jabalia y otros seis a la ciudad de Gaza. (Foto: fuente externa)

EL NUEVO DIARIO, JERUSALÉN.- Un total de 12 camiones cargados con harina llegaron esta madrugada al norte de la Franja de Gaza, devastada tras más de cinco meses de guerra con Israel, en uno de los primeros convoyes que circula del sur al norte de la Franja sin incidencias de los últimos meses.

«Un convoy de ayuda humanitaria compuesto por 12 camiones ingresó, gracias al esfuerzo de los comités populares y la cooperación de nuestro gran pueblo, a las gobernaciones de Gaza del norte», detalló hoy el medio de comunicación Home Front, vinculado a Hamás.

Según este medio, estos «comités populares» formados por líderes de clanes familiares de Gaza, y personal de seguridad de Hamás, se encargaron de asegurar la ruta, después de meses en los que repartir comida en este área ha sido casi imposible.

Del total de camiones, seis llegaron al campamento de refugiados de Jabalia y otros seis a la ciudad de Gaza, con suministros que también están siendo distribuidos en las zonas de Beit Lahia y Beit Hanoun, todas con gran falta de alimento.

Según Home Front, «la cooperación comunitaria continua» busca romper el «asedio impuesto» por Israel, que sigue sin abrir la mayoría de rutas terrestres a Gaza y bloquea gran parte de la ayuda que podría distribuirse por tierra.

Solo en el norte del enclave palestino, casi uno de cada tres niños menores de dos años, o el 28 %, sufre malnutrición aguda, según advirtió ayer la principal agencia de la ONU en Gaza, Unrwa, que lo calificó como un incremento «sin precedentes».

La semana pasada, el Programa Mundial de Alimentos logró entregar 88 toneladas métricas de paquetes de alimentos y harina de trigo en el norte, suficientes para 25,000 personas, pero alertó que “la hambruna es inminente” si no se aumenta “exponencialmente” la cantidad de ayuda.

Ayer, el portavoz de Exteriores egipcio, Ahmed Abu Zeid, pidió a Israel que “elimine los obstáculos y restricciones» que impone en los pasos fronterizos terrestres y que abra «los pasos restantes» a fin de evitar que la situación humanitaria se agrave en Gaza.

Tras más de cinco meses de guerra y unos 31,600 muertos, casi toda la población en Gaza es dependiente de ayuda alimentaria, que sigue siendo insuficiente, pese a la llegada simbólica vía maritíma este viernes de 200 toneladas de comida o el lanzamiento de palés por aire.

Como ya han advertido a Israel grupos humanitarios y altos cargos tanto de EE.UU., la Unión Europea o países donantes como Emiratos Árabes Unidos, no hay sustituto para las rutas terrestres -vía Egipto y Jordania- si la finalidad es introducir «ayuda a gran escala» en Gaza, donde el 85% de su población ha sido forzosamente desplazada.



Fuente

Facebook Comments Box