Dom. Feb 25th, 2024

EL NUEVO DIARIO, WASHINGTON. – Estados Unidos continúa con las represalias a los hutíes en Yemen por los asaltos a buques en el Mar Rojo y en las últimas horas atacó «en defensa propia» seis misiles de crucero antibuque preparados para lanzarse y derribó una docena de drones, informaron este sábado fuentes oficiales.

El Comando Central de Estados Unidos (Centcom, en inglés) relató a través de la red social X que este sábado a las 19.20 hora de Saná (16.20 GMT) identificaron los misiles de crucero en áreas de Yemen controladas por los hutíes y «determinaron que presentaban una amenaza inminente para los buques de la Armada estadounidense y los buques mercantes en la región».

«Esta acción protegerá la libertad de navegación y hará que las aguas internacionales sean más seguras para la Marina de EE.UU. y los buques mercantes», añade el Centcom en su mensaje de X.

El comando, además, anotó que ayer a las 10.30 hora de Saná (07.30 GMT), el destructor de la Armada estadounidense USS Carney atacó y derribó un vehículo aéreo no tripulado sobre el Golfo de Adén, una operación en la que «no se reportaron heridos ni daños».

Unas horas más tarde, a las 16.40 (13.40 GMT), las fuerzas del Comando Central de Estados Unidos llevaron a cabo ataques contra cuatro vehículos aéreos no tripulados hutíes que estaban preparados para su lanzamiento.

«Las fuerzas estadounidenses identificaron los vehículos aéreos no tripulados en zonas de Yemen controladas por los hutíes y determinaron que presentaban una amenaza inminente para los buques mercantes y los buques de la Armada estadounidense en la región», apuntó.

Posteriormente, las fuerzas estadounidenses atacaron y destruyeron los vehículos aéreos no tripulados en defensa propia.

Otro ataque se produjo a las 21.20 horas (18.20 GMT), cuando el destructor USS Laboon y los F/A-18 del Grupo de Ataque de Portaaviones Dwight D. Eisenhower atacaron y derribaron siete vehículos aéreos no tripulados sobre el Mar Rojo, operación en la que tampoco se reportaron heridos ni daños.

«Estas acciones protegerán la libertad de navegación y harán que las aguas internacionales sean más seguras para los buques de la Armada y los buques mercantes de los EE.UU.», aseguró el Centcom.

Los hutíes, un grupo apoyado por Irán y considerado terrorista por Washington, han perpetrado decenas de ataques contra buques comerciales en el mar Rojo como represalia a la ofensiva que Israel lleva a cabo sobre la Franja de Gaza en su lucha contra Hamás.

Las últimas represalias contra el grupo yemení, que aumentan las tensiones en Oriente Medio, tuvieron lugar el mismo día en que Estados Unidos bombardeó decenas de objetivos en Irak y Siria, supuestamente vinculados con Irán, como represalia al ataque con dron de la semana pasada en el que murieron tres soldados estadounidenses.

El presidente estadounidense, Joe Biden, dijo en un comunicado que no busca un conflicto en Oriente Medio, pero advirtió de que su país responderá de forma contundente a cualquier ataque.



Fuente

Facebook Comments Box