Jue. Abr 18th, 2024

Publicidad

“Desenvoltura, gracia, y comunicación fluida”, términos que utilizaron sus seguidores en las redes sociales, hicieron destacar la animación de la Miss República Dominicana 2015 y Nuestra Belleza Latina 2016, en uno de los escenarios más importantes de la música tropical: Premio Lo Nuestro.

Desde los primeros ensayos Molina, coanimadora del programa El Gordo y la Flaca, de Univisión, se involucró en la producción de la premiación celebrada en el Kaseya Center de Miami, y donde varios dominicanos brillaron al alzarse con estatuillas.

Clarissa lució hermosamente vestida, al igual que sus compañeras en la conducción Galilea Montijo y Angélica Vale, quienes también lucieron hermosas creaciones de afamados diseñadores.

A la alfombra la talentosa presentadora llegó de negro, en un vestido largo, mangas largas, hombros descubiertos, muy adecuados a su cuerpo, diseñado por Gustavo Arango, quien también la vistió con un vestido azul durante la transmisión.

Posteriormente, en el opening de la premiación, utilizó un vestido en pedrería, dorado, semitransparente de Lázaro Morejón. También vistió de Karla Rodríguez Collection.

Al finalizar la gala de premiación Clarissa valoró como una noche inolvidable y maravillosa “donde llevarles alegría a los televidentes y a los presentes en el Kaseya Center, se convierte en la primera misión para uno como conductor”.

Resaltó que esto “usualmente sucede cuando hay mucha química entre los conductores y este año, donde por primera vez condujeron Premio Lo Nuestro tres mujeres, fue el caso, definitivamente”.

Sobre ellas, la beldad dominicana reiteró lo que ha dicho en otras ocasiones: “Trabajar con Galilea ha sido un sueño que tenía desde hace mucho tiempo y en esta ocasión aprendí mucho, tanto de ella como de Angélica. Son dos maravillosas profesionales”.



Fuente

Facebook Comments Box