Dom. Feb 25th, 2024

Michael Healy Lacayo.

EL NUEVO DIARIA, SAN JOSÉ. – El dirigente empresarial nicaragüense Michael Healy Lacayo, muy crítico con el Gobierno que preside el sandinista Daniel Ortega y quien fue excarcelado, expulsado y despojado de su nacionalidad hace casi un año junto a otros 221 prisioneros opositores, falleció este jueves a los 61 años de edad, informaron sus familiares y amigos.

Healy, el último presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), la principal cúpula patronal de Nicaragua que disolvieron  por orden de Ortega en marzo de 2023, murió a consecuencia de un infarto en Panamá, en donde iba a comenzar un nuevo trabajo, según sus familiares y allegados.

Al dirigente empresarial lo encarcelado el 21 de octubre de 2021 en medio de una ola de arrestos previo a las elecciones generales del 7 de noviembre de ese año, en las que a Ortega, en el poder desde 2007, lo reelegieron para un quinto mandato, cuarto consecutivo y segundo junto con su esposa, Rosario Murillo, como vicepresidenta, con sus principales contendientes en prisión o en el exilio

Healy fue detenido por la Policía de Nicaragua para ser investigado por los presuntos delitos de lavado de dinero, bienes y activos en perjuicio del Estado y la sociedad nicaragüense, y realizar actos que menoscaban la independencia, la soberanía y la autodeterminación, entre otros.

Lo condenaron a 13 años de prisión

En mayo de 2022, al líder empresarial lo condenó a 13 años de prisión el juez Angel Jeancarlos Fernández González, titular del Juzgado Cuarto de Distrito Penal de Juicio de Managua,  por por el delito de cometer menoscabo a la integridad nacional, como solicitó la Fiscalía.

A Healy lo eligieron presidente del Cosep en septiembre de 2020 para un período de tres años, que concluiría en septiembre de 2023, en sustitución del empresario José Adán Aguerri – a quien también apresaron, condenaron, excarcelaron y expulsaron de Nicaragua. También  lo desnacionalizaron por traición a la patria-, luego del arresto.

Lo excarcelaron y expulsado a Estados Unidos el 9 de febrero de 2023 junto a otros 221 prisioneros nicaragüenses, a quienes posteriormente privaron de su nacionalidad y de sus bienes tras sentenciarlos por delitos considerados traición a la patria.

El presidente Ortega tildó a los opositores encarcelados, juzgados y condenados de «traidores a la patria», «criminales» e «hijos de perra de los imperialistas yanquis».

«Nicaragua necesita de personas que den un paso al frente»

El fallecido exlíder gremial fue presidente de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic) y simpatizante del Gobierno sandinista. Le mantienen confiscadas 210 hectáreas de una finca dedicada al cultivo de caña de azúcar y plátano tras las manifestaciones antigubernamentales de abril de 2018.

Antes de elegirlo presidente del Cosep, en julio de 2020, Healy se declaró «una víctima más de la confiscación al que este Gobierno no deja producir y generar trabajo». Dijo, además, que «Nicaragua necesita de personas que den un paso al frente para lograr el cambio y transformación que necesita nuestro país».

Healy también fue miembro de la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, que era la contraparte del Gobierno en una mesa de negociación con la que se buscaba una salida pacífica a la crisis sociopolítica que vive el país desde abril de 2018

El Cosep, conformado por 26 cámaras empresariales, rompió su alianza de consenso con el Gobierno y sindicatos sandinistas tras la crisis que estalló en abril de 2018. Esto, cuando miles de nicaragüenses salieron a las calles para protestar contra la administración de Ortega, cuya reacción armada dejó cientos de presos y muertos. También desaparecidos bajo el argumento que se defendía de un intento de golpe de Estado.



Fuente

Facebook Comments Box