Vie. Jun 21st, 2024

Publicidad

La ministra de Turismo de Haití, Colombe Jessie Menos. (Foto: fuente externa)

EL NUEVO DIARIO, MADRID.- Haití regresó después de diez años la Feria Internacional de Turismo de Madrid (Fitur) y, desde ella, su ministerio espera enviar una «fuerte señal» a los extranjeros de que el país sigue siendo un destino caribeño que espera a turistas y potenciales inversores en este sector.

«Haití sigue apostando por todo tipo de turismo, sobre todo como multidestino con otros países de la región, que están más estables en este momento», dijo en declaraciones a EFE la ministra del ramo, Cassandra Luz Francois.

Francois reconoció los problemas de estabilidad y seguridad que tiene el país, pero aseguró que con el turismo «el desarrollo y la prosperidad son posibles, y el Gobierno está trabajando para restablecerlas».

«Por supuesto que tenemos problemas como cualquier otro país, pero creemos que con el turismo, el desarrollo y la prosperidad son posibles, y el Gobierno está trabajando para restablecer la estabilidad y la seguridad», añadió Francois, presente estos días en la feria que cierra sus puertas este domingo.

El sector turístico de Haití, en pleno declive

El número de turistas que visitan Haití cayó de 515,804 en 2015 a 148,355 en 2021, lo que supuso un descenso del 71 % en seis años, según los datos del Ministerio de Turismo publicados por el Instituto Haitiano de Estadística e Informática (IHSI) que datan de finales de diciembre de 2022.

En los cuatro primeros meses de ese año, de enero a abril, Haití solo recibió 37,096 visitantes, de acuerdo a un informe facilitado a la agencia EFE por la embajada haitiana en España.

Por nacionalidades, en 2015, el 79 % de los turistas procedían de Estados Unidos, el 7 % de Canadá, el mismo porcentaje de Europa y el 9 % de otros países.

En 2021, la gran mayoría (88 %) de los 148.355 turistas que pernoctaron en Haití procedían de Estados Unidos, frente al 4 % de Canadá y la misma proporción de Europa y otros países.

La crisis de la Covid-19, la inestabilidad política, la inseguridad y la proliferación de bandas armadas, que constituye un obstáculo importante para la inversión privada en el país, han afectado gravemente al sector turístico haitiano.

Según los últimos datos ofrecidos por Naciones Unidas, los homicidios en Haití subieron más del doble en 2023 con respecto al año anterior, hasta 4.789 muertes violentas, lo que equivale a una proporción de 40,9 homicidios por cada 100,000 habitantes.

Cultura e historia

«Tenemos que ver cómo cambiar eso», reiteró Francois, quien explicó que más allá de la zona oeste del país, más conocida para el turismo por destinos como sus playas, el resto de Haití cuenta con monumentos históricos, cultura y oferta deportiva, situadas en zonas seguras y con un aeropuerto internacional como el de su capital, Puerto Príncipe.

La antigua ciudadela Laferriere, el palacio Sans-Souci en Puerto Príncipe, ambos Patrimonio de la Humanidad, las conocidas como cascadas azules, playas como Labadee, parques naturales como Kay Piat y su carnaval, entre los más vistosos del Caribe, son parte de su oferta.

«Pero necesitamos atraer inversiones», apuntó la ministra, para desarrollar una industria turística que tiene mayor potencial que la oferta tradicionalmente ligada a los cruceros estadounidenses.

«No es un destino que se conozca tanto», en comparación con otros del Caribe, por lo que puede aumentar su mercado en regiones emisoras de turistas como Europa, señaló.



Fuente

Facebook Comments Box