El Funcionario que ocultó millones de dólares en una iglesia ?

Fuente : El Pais  :  La escena, registrada hace tres años por una cámara de seguridad, fue tan burda como escandalosa: José López, un hombre clave del kirchnerismo como secretario de Obra Pública, caía preso de madrugada cuando intentaba esconder nueve millones de dólares en siete bolsas en un convento de las afueras de Buenos Aires. Cristina Fernández de Kirchner llevaba solo seis meses fuera del poder y el dinero de López fue la evidencia empírica de la corrupción de, al menos, un hombre cercano a su círculo de poder. Un tribunal condenó este miércoles a López a seis años de prisión por enriquecimiento ilícito. Absolvió, en el mismo fallo, a Celia Aparicio, la monja que ayudó a López a guardar los bolsas cargadas de billetes. La captura in fragranti de López fue un golpe muy duro para el kirchnerismo. Como secretario de Obras Públicas, el funcionario manejó fondos por unos 11.000 millones de dólares en diversos proyectos. Fue, además, la mano derecha de Julio De Vido, el ministro que controló todas las obras financiadas con dinero público. Cuando fue detenido frente al convento, López dijo que los millones no eran suyos, sino “de la política”. El tribunal no le creyó. Además de los años de cárcel, los jueces decidieron que el exfuncionario deberá entregar a dos hospitales infantiles públicos los millones incautados y someter al Estado una casa valuada en 500.000 dólares que el condenado ocultó tras testaferros. En el banquillo se sentaron junto a López su exesposa, tres empresarios y un abogado, acusados de prestanombres. Y la monja Aparicio. El vídeo del escándalo mostró cómo la religiosa abrió la puerta del convento y ayudó a López a entrar con su carga al edificio. "Me declaro inocente y confío en que Dios hará justicia", dijo la mujer en alegato final. Los jueces consideraron que Aparicio no encubrió a López porque nunca supo qué ocultaban las bolsas que recibió de madrugada y la declararon inocente. López carga con el peso de una foto icónica, erigida como emblema de la corrupción kirchnerista. Hace tres años, sus excompañeros lo abandonaron rápidamente, mientras las causas contra otros altos funcionarios se sucedían. Hoy, está preso el exministro De Vido y Cristina Kirchner enfrenta siete pedidos de prisión preventiva. No ha ido presa porque la protegen los fueros que tiene como senadora, pero su frente judicial es complicado. López puede tener mucho que ver con eso. El exsecretario declaró como testigo protegido en la llamada “causa de los cuadernos”, una investigación por corrupción basada en las anotaciones que un chófer del poder hizo durante años con detalles de presuntos viajes con dinero negro. Lo que pueda contar López contra Kirchner será clave en el avance de las investigaciones contra la expresidenta.

Comentários no Facebook