Aroldis Chapman está de vuelta en el tope del bullpen de los Yankees

Fuente ESPN :
NUEVA YORK - Ahí estaba, la totalidad de los 6 pies 4 pulgadas y 250 libras de peso de Aroldis Chapman, luciendo como el hombre de $86 millones. Las rectas volaban a velocidad supersónica. ¡Whoosh! ¡100.5 mph! El caliente Joe Mauer dejó pasar el primer lanzamiento de Chapman para un strike. ¡Boom! ¡101 mph! Mauer la pellizcó de foul. ¡Zoom! ¡102 mph! Mauer la abanicó y la falló. Chapman le siguió al lanzar una recta de 100.8 mph para forzar a Byron Buxtona conectar un elevado de out al derecho. Así como tal - con apenas cuatro lanzamientos -- Chapman despejó el problema que heredó de Dellin Betances, quien dejó las bases llenas con 1 out en la octava entrada y comenzó lo que terminó siendo un salvamento de cinco outs. Chapman terminó la novena entrada con tres outs fáciles, coronados con una recta de 103.7 mph para ponchar al antesalista de los Mellizos de MinnesotaEduardo Escobar, y los Yankees de Nueva York vencieron a los Mellizos 2-1 el lunes en un anticipo de lo que podría ser el juego de comodines de la Liga Americana. La victoria no aseguró la ventaja de localía para el juego de vida o muerte que da inicio a la postemporada, pero se necesitaría un colapso épico para evitar que sea así. Los Yankees tienen ventaja de cinco juegos sobre Minnesota y tienen sus ojos posados en un botín mayor, el banderín de la División Este de la Liga Americana, cuya cima la ocupan los Medias Rojas de Boston, y quienes aventajan a Nueva York por tres partidos luego de vencer a los Orioles en 11 entradas el lunes. Mientras vemos que Chapman ha logrado recuperarse, ahora Betances luce un poco perdido. El manager de los Yankees Joe Girardi sonaba como un hombre que podría optar por bajar temporeramente a Betances, un Todos Estrellas en cada una de sus cuatro temporadas completas, para tratar de arreglar sus problemas. Eso funcionó cuando Chapman tuvo problemas hace un mes. Girardi movió a Chapman más abajo en el orden de jerarquía del bullpen, a situaciones de menor importancia, para encontrarse a sí mismo. Lo logró, y ahora Girardi está recurriendo a Chapman para socorrer a Betances. El manager se corrió el riesgo de sobreutilizar a Chapman en un salvamento de más de una entrada. Girardi podría usar a David Robertson y Chad Green en vez de Betances, pero el manager ha sido creativo en el uso de sus relevistas, en rol tipo puente a la Andrew Miller para dominar a los rivales en las entradas medias tanto con Green como con Robertson. "A uno le gusta tener roles, pero si tienes que hacer ajustes, los haces", dijo Girardi. "Esa es la conclusión. Estamos en esa época del año que si tienes que hacer ajustes, los haces". Betances ha sido muy bueno por cuatro años, pero Girardi no puede dejar que su salvajismo le cueste a los Yankees un partido mientras intentan atrapar a los Medias Rojas en el Este LA mientras se les acaba su calendario de temporada regular. El lunes, Betances dio dos boletos y permitió un hit mientras solo lograba un out al tiempo que fue abucheado al salir de juego. "Hoy, tuvimos suerte", dijo Betances al decir que "Chapman hizo un trabajo increíble. Yo lo puse en una situación difícil. Y no puedo seguir haciendo eso. Tengo que mejorar". Betances dijo que se ha sentido mejor últimamente, pero el lunes estaba 'halando' sus pitcheos, utilizando su físico de 6 pies 8 pulgadas lo suficiente como para tirar los mismos de forma salvaje. "Mi ritmo no era el mejor", dijo Betances.
Betances es tanto un tipo de Nueva York como cualquier otro en el camerino de los Yankees, así que sabe qué decir y cómo decirlo. Betances es la rara persona que creció en Nueva York, como fanático de los Yankees, y que labró su camino para ser una estrella con ellos. Es una Criatura de las Gradas (grupo de fanáticos de los Yankees que corea los nombres de los jugadores desde las gradas en cada partido local) de corazón, que incluso estuvo presente en el juego perfecto de David Wells en 1998. Betances sabe lo que demanda la gente en las gradas. Incluso con su pasado éxito, no hay tiempo para quejarse sobre la forma en que vaya a ser utilizado. "Yo voy a lanzar cuando me toque", dijo Betances. Hace un mes, era Chapman que el que tenía que mejorar. El descenso le ayudó a recuperar su forma. En este momento, Chapman está mucho mejor. Con Robertson y Green lanzando bien, los Yankees tienen un bullpen monstruoso con tres cabezas. Si Betances logra volver a su forma correcta, ellos podrían conformar algo realmente peligroso para los Yankees en octubre. El lunes, mientras los Yankees ponían un poco más de distancia entre ellos y los Mellizos, todo lo que ellos necesitaron fue a Chapman, el hombre que de nuevo está de vuelta en el tope del orden del bullpen de los Yankees.
 

Comentários no Facebook